Al parecer, el presidente sirio Bashar Assad está invitando a las fuerzas armadas rusas a su país porque le preocupa su permanencia en el poder, dijo el viernes el presidente Barack Obama.

El mandatario estadounidense señaló que Estados Unidos está advirtiendo a Rusia que redoblar su apoyo a Assad está condenado al fracaso.

Los comentarios de Obama ocurrieron en respuesta a una pregunta de un miembro de las fuerzas armadas estadounidenses durante una reunión con soldados. Sus declaraciones son las primeras sobre el aumento de la presencia militar rusa en Siria.

Rusia ha dicho que está apuntalando al ejército de Assad porque es la fuerza más efectiva para combatir al grupo Estado Islámico, el cual ha ocasionado un caos tanto en Siria como en Irak. Estados Unidos, sin embargo, ve a Assad como parte del problema y lo culpa por crear el espacio vació para el extremismo dentro de Siria.