Un explorador polaco aseguró el viernes que encontró una enorme estructura subterránea en el suroeste de Polonia que, dice, construyeron los nazis para proteger a miles de personas.

Krzysztof Szpakowski dijo en una conferencia de prensa que no tiene duda sobre su hallazgo, el cual afirma está basado en evidencia que ha reunido durante décadas, incluyendo testimonios de testigos, documentos antiguos y una inspección del área con radar de penetración terrestre y detectores de minerales y aguas subterráneas.

Hablando en el canal de televisión TVN24, Szpakowski dijo que la estructura era parte del sistema "Riese" (coloso) de túneles ferroviarios, corredores y albergues que los nazis estuvieron construyendo durante la Segunda Guerra Mundial en las montañas alrededor de la ciudad de Walbrzych.

Señaló que en el interior podría haber cualquier cosa, desde utensilios técnicos hasta armamento, pero "no un tren con oro".

Su conferencia fue patrocinada por autoridades regionales de Walbrzych, quienes señalaron que han registrado oficialmente su información y están buscando fondos estatales para la exploración.

El mes pasado, otros dos hombres detonaron una fiebre del oro al afirmar que encontraron un túnel en un lugar separado de Walbrzych que contiene un tren nazi que podría estar cargado de objetos de valor. Ahora ellos dicen que podría tratarse de minerales preciosos para la industria bélica. Nada ha sido encontrado hasta ahora.

Historiadores dicen que existen decenas de kilómetros de túneles y sólo 10% de ellos han sido destapados. No se ha encontrado documentos que indiquen su propósito en general, pero han atraído exploradores e inspirado leyendas de un tren nazi oculto cargado con oro.

La región estuvo en territorio alemán hasta el fin de la guerra y luego se convirtió en parte de Polonia. El Ejército Rojo soviético residió en el área durante aproximadamente 18 meses después de la guerra antes de entregarla a los polacos.