Un juez federal ordenó a las autoridades migratorias que alimenten por la fuerza a tres paquistaníes que efectúan una huelga de hambre en protesta por el manejo de sus casos de inmigración.

La medida que dispuso el juez afecta a los tres paquistaníes detenidos en una instalación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés).

La oficina en Florida de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) solicitó al Departamento de Seguridad Nacional que investigue los casos y el trato dado a los tres hombres.

Según documentos judiciales, los hombres dijeron que continuarían su huelga a menos que fueran dejados en libertad bajo palabra para continuar su búsqueda de asilo en Estados Unidos.

El juez federal Robert Scola determinó que sería inhumano permitir que continúe deteriorándose la salud de esas personas hasta que estén casi al borde de la muerte.

Según la ACLU, los paquistaníes han cumplido 28 días en huelga de hambre.

Un portavoz del ICE no respondió de inmediato a un correo electrónico en el que se le solicitaba que hiciera declaraciones sobre el particular.