La NFL desligó a los Patriots de Nueva Inglaterra del fallo que le impidió a los Steelers de Pittsburgh usar sus audífonos en el primer cuarto del partido inaugural de la temporada.

A través de un comunicado, la liga indicó el viernes que los Patriots nada tuvieron que ver con la falla que inhabilitó los audífonos de los entrenadores de los Steelers.

El vocero Michael Signora dijo el viernes que la liga cree que el problema "no involucró la manipulación de ningún individuo y que los Patriots no tuvieron nada que ver en ello".

Horas antes, el entrenador de los Patriots, Bill Belichick, señaló que "simplemente no es correcto" que su equipo sea constantemente acusado de hacer trampa.

Belichick criticó las acusaciones de que los Patriots interfirieron con las comunicaciones radiales el jueves durante su triunfo por 28-21 sobre los Steelers que puso en marcha la temporada de la NFL.

El comunicado de la NFL subrayó que el problema fue "atribuible completamente a un asunto eléctrico que empeoró por el clima inclemente".

El coach de Pittsburgh, Mike Tomlin, dijo después del juego que los problemas de comunicación son "siempre el caso" cuando el equipo juega en Nueva Inglaterra. Pero el viernes, los Steelers informaron que no planean presentar una queja formal.

Belichick aseguró que él también tuvo problemas con sus equipos.

El entrenador de los Patriots dijo en una conferencia telefónica que sus equipos siempre han trabajado duro para ganar sus partidos, incluyendo cuatro veces el Súper Bowl. Y agregó que le parece "un comentario triste, y que ha llegado a un nivel bastante bajo" que la gente si pregunte si los ganaron justamente.

Belichick y el equipo fueron multados por 750.000 dólares y perdieron una selección de primera ronda en el draft por grabar ilegalmente las señales de entrenadores rivales, en un escándalo conocido como "Spygate". Y luego el equipo fue multado un millón de dólares, y perdió dos selecciones del draft, en la más reciente pesquisa por trampa, llamada "Deflategate", por el uso de balones inflados por debajo del límite mínimo en el partido por el campeonato de la Conferencia Americana ante los Colts de Indianápolis.