Un hombre acuchilló el viernes a una mujer y fue baleado entonces por un guardia de seguridad dentro de Union Station, una importante terminal de trenes y autobuses en Washington, en un incidente que hizo salir corriendo a muchas personas de la estación mientras el servicio se paralizaba temporalmente.

El agresor falleció después el viernes, dijo la policía.

"Vi gente corriendo y comencé a correr. Sonó como si hubiese sido junto a mí", dijo Ursula Lauriston, una editora de revista de 28 años que estaba pidiendo un almuerzo en Jamba Juice, uno de decenas de restaurantes y tiendas en la estación. "La gente estaba completamente confundida sobre lo que pasaba, y nadie sabía si correr o esconderse".

El incidente se produjo en el 14to aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre, pero la policía dijo que no estaba relacionado.

"Obviamente, siendo el 11 de septiembre, los temores se exageraron y escalaron", dijo el comandante de la policía de Washington, Jeff Brown. Pero las autoridades piensan que el incidente fue resultado de una disputa doméstica.

El guardia de seguridad --un guardia privado asociado con la Comisión de Valores, situada frente a Union Station-- vio al individuo que apuñalaba a la mujer y lo persiguió, dijo la portavoz policial Gwendolyn Crump en una declaración. El hombre se dio vuelta y apuntó el cuchillo al guardia, a quien se le abalanzó.

El guardia hizo un disparo e hirió al hombre en un costado, dijeron las autoridades.

El hombre y la mujer fueron trasladados a un hospital. Para el viernes por la noche se desconocía la condición de la mujer.

La estación es un centro vital de transporte e incluye decenas de comercios y restaurantes, que suelen atraer a millares de personas al mediodía. La empresa ferroviaria Amtrak dijo que unas 90.000 personas pasan todos los días por Union Station.

___

Los periodistas de The Associated Press Ben Nuckols y Sarah Brumfield en Washington contribuyeron a este despacho.