El partido que ha gobernado Singapur durante medio siglo regresó al poder por cinco años más, después de ganar la mayoría en las elecciones generales.

El Partido Acción Popular ganó 49 de las 50 bancas en los resultados anunciados hasta ahora para el parlamento de 89 miembros. El Partido de los Trabajadores ganó una banca.

La oposición aparentemente no supo aprovechar el malestar causado por la enorme disparidad de ingresos, las restricciones a la libertad de expresión, la superpoblación provocada por la inmigración y el alto costo de la vida. Singapur es la ciudad más cara del mundo, según una encuesta internacional.