Seis marines se encontraban en estado crítico el viernes, un día después de que el camión de siete toneladas que los transportaba sufrió una volcadura accidental durante un entrenamiento de rutina en Camp Pendleton, California, matando a un marine e hiriendo a otros 18, informaron funcionarios de ese cuerpo armado.

Los infantes de marina heridos estaban siendo atendidos en cinco hospitales de la zona en el condado de San Diego, dijo en un comunicado el Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos.

Las autoridades precisaron que ocho de los infantes de Marina se encuentran en condición estable y que cuatro fueron atendidos y dados de alta de los centros médicos.

El marine que murió pertenecía a la 1ra División de Marina. Se informó que el nombre del fallecido no será difundido hasta 24 horas después que sus familiares hayan sido notificados.

"Las prioridades del comando son cuidar de los infantes de marina, los marineros y las familias en la unidad", dijo la teniente primera Colleen McFadden en un comunicado. "Queremos asegurarnos de que los marines y sus familiares están siendo procurados durante estos momentos difíciles", agregó.

Camp Pendleton, una amplia base costera al norte de San Diego, es el principal puesto de avanzada de la Infantería de Marina de Estados Unidos en la costa oeste.

En noviembre de 2013, cuatro marines murieron allí mientras despejaban explosivos en una zona de entrenamiento de Camp Pendleton.