Francia reembolsará 950 millones de euros (1.000 millones de euros) a Rusia luego de haber cancelado la venta de dos buques de guerra Mistral, pero París no deberá pagar penalidades, según una ley aprobada el viernes.

En un proyecto que pasará la semana próxima a la cámara baja, el gobierno detalla por primera vez el acuerdo convenido con Rusia el mes pasado.

La "única condición" estipulada por Rusia es recibir el dinero "lo antes posible", dice el proyecto de ley. La cantidad incluye todos los adelantos pagados por Rusia, aunque ninguna penalidad ni compensación.

Francia podrá vender los buques a otro país.

Los dos barcos están en el puerto francés de Saint Nazare. Su mantenimiento requiere costos adicionales que el gobierno no detalló.

Se dice que Egipto y Arabia Saudí encabezan la lista de posibles compradores. Otros interesados incluyen Turquía, Canadá, India, Australia y Singapur.

El acuerdo por 1.200 millones de euros (1.300 millones de dólares) fue cancelado el año pasado debido a la crisis en Ucrania. Iba a ser la mayor venta de armas de un país de la OTAN a Rusia.

Los buques Mistral pueden transportar 16 helicópteros artillados, 700 soldados y hasta 50 vehículos blindados.