Un abogado del ex agente de policía de Carolina del Sur acusado de asesinato, y que aparecía una grabación disparando a un hombre por la espalda, intenta cambiar la impresión que tiene el público del incidente.

Durante una vista de fianza el jueves, el abogado defensor Andy Savage dijo que en el cuerpo de Walter Scott se encontraron pequeñas cantidades de cocaína después de su muerte, y sugirió que Scott intentó arrebatar la pistola eléctrica al agente de North Charleston Michael Slager para utilizarla contra él.

El juez que instruye el caso determinó que decidiría en una fecha posterior si liberaba a Slager bajo fianza.

La vista supuso el primer intento de la defensa de atribuir al propio Scott parte de la responsabilidad por su muerte. En los últimos cinco meses, las conversaciones sobre el caso se han visto dominadas por un video tomado por un transeúnte con su celular. En el video se ve a Scott luchar por ponerse de pie y salir corriendo, antes de que Slager le dispare ocho veces por la espalda.

Sin embargo, la fiscalía rechazó de plano la descripción de Scott que hizo Savage. La fiscal Scarlett Wilson señaló que no había cocaína suficiente en el cuerpo de Scott para intoxicarle, y que el fallecido "no tenía interés" en utilizar el arma de descargas eléctricas contra el policía.

"Quería escapar", afirmó Wilson.

La fiscal describió a Slager como "pelotón de fusilamiento y ejecutor" y afirmó que había falsificado pruebas al recoger su pistola eléctrica de donde había caído y dejarla cerca del cuerpo de Scott, a varios cientos de pies (decenas de metros) de distancia.

Por lo general, los jueces tienen en cuenta si un sospechoso presenta riesgo de cometer otros delitos o fugarse cuando deciden si conceder la libertad bajo fianza.

Slager, de 33 años, lleva en detención en solitario desde su detención. Fue despedido tras el tiroteo, que avivó el debate nacional sobre el trato que reciben los negros estadounidenses de los agentes de policía.

El expolicía afronta un máximo de 30 años de prisión sin libertad condicional si es condenado por asesinato.

En los primeros días después del tiroteo, la familia de Scott pidió paz, algo que algunos han considerado clave, junto con la rápida detención del agente, para impedir protestas y violencia registradas en otras ciudades donde murieron hombres negros tras encuentros con la policía. Algunos líderes de la comunidad negra temen que eso pueda cambiar si Slager sale en libertad bajo fianza.

___

La periodista de Associated Press Meg Kinnard en Columbia, Carolina del Sur, contribuyó a este despacho.