Panamá y Cuba firmaron un acuerdo migratorio el jueves, mediante el cual se flexibilizará el otorgamiento de visas a los cubanos que deseen viajar a ese país centroamericano, además se establecerá un mecanismo migratorio para el intercambio de información de seguridad para prevenir la migración ilegal y el tráfico de personas.

"Hoy se firmó un acuerdo importante de intercambio de información, de cooperación entre autoridades migratorias y el lunes a primera hora con el director de inmigración estaré firmando un decreto donde estipula que la visa a todos los cubanos que quieran viajar a nuestro país deja de ser una visa restringida... va a ser un trámite muy sencillo" explicó el presidente Juan Carlos Varela.

También se establecerá "un mecanismo migratorio" para que ambos países puedan "intercambiar información para la prevención de la migración irregular, el tráfico ilícito y la trata de personas" agregó Varela.

El mandatario panameño llegó el miércoles a la capital cubana acompañado por varios miembros de su gabinete y por un grupo de empresarios para una visita de cuatro días. El jueves sostuvo una reunión con su homólogo cubano Raúl Castro.

El director del Servicio Nacional de Migración, Javier Carrillo, integra la delegación que acompañó a Varela pero el mandatario no se refirió al flujo de cubanos que llegan a países como Ecuador o Brasil para después seguir viaje hacia Estados Unidos vía Panamá, y muchas veces no tienen documentos.

"Panamá y Cuba tienen una historia de hermandad de cooperación... y celebramos también un acuerdo marítimo, uno para la ampliación del comercio bilateral y la cooperación en la esfera de la salud" señaló Varela. Agregó que también se incrementarán las relaciones bilaterales en los sectores del turismo, de la cultura y del deporte.

El presidente panameño manifestó además el interés de su país en incrementar el comercio y el intercambio económico entre las dos naciones en momentos en que Cuba se abrió al capital extranjero y en que la isla restableció las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y comenzó un proceso de normalización de dichas relaciones.

"Celebramos las relaciones Cuba-Estados Unidos, siento que esta nueva etapa Cuba-EEUU va a ayudar mucho a la región, van a haber muchas oportunidades económicas y creo que es un acto de justicia social con el pueblo de Cuba...creo que podemos mirar el futuro con optimismo" expresó Varela.