Un incendio forestal en California amenaza con arrasar una zona de secuoyas gigantes, considerados un tesoro nacional, informaron el jueves los bomberos en la región central del estado.

Los bomberos están haciendo líneas corta-fuego con maquinaria pesada alrededor de la Arboleda Grant, además de instalar rociadores, dijo Andy Isolano, portavoz del Departamento de Bomberos de Clovis.

Pese a que Isolano dijo que los enormes árboles pueden soportar el fuego, algunos se han debilitado por la sequía de cuatro años, por lo que las autoridades no se arriesgarán ante el veloz avance de las llamas, que están a unos 8 kilómetros (5 millas) de esa arboleda.

Lleva ese nombre en honor al árbol General Grant, de 81,6 metros (268 pies) de alto. Hay varias arboledas de secuoyas en la Sierra Nevada, y algunos de los árboles superan los 3.000 años de edad.

El 31 de julio, la caída de algunos rayos provocó el incendio en el Parque Nacional Kings Canyon, al este de Fresno. Ha arrasado con 445,8 kilómetros cuadrados (172 millas cuadradas) de bosque, y menos de la tercera parte ha sido contenida.

En tanto, se ha iniciado la evacuación de leones, tigres y otros felinos de todo tamaño del refugio Cat Haven, en Fresno, a medida que el incendio se extiende.

El refugio de animales en el condado de Fresno, donde el incendio ha estado presente durante casi mes y medio, ha cerrado temporalmente. Las autoridades informaron a los habitantes que se preparen para evacuar la zona.

Por otro lado, un incendio forestal en el norte de California destruyó seis casas en el condado de Amador, mientras continúan las evacuaciones. El fuego también arrasó con dos construcciones en la zona. Está contenido en un 20% y se ha esparcido al vecino condado de Calaveras.

Unas 12.000 personas siguen sin electricidad ante la ola de calor, mientras que varias instalaciones y líneas resultaron dañadas por las llamas. Se anticipa que la electricidad vuelva la noche del jueves.

En el condado Tuolumne, cerca del Parque Nacional Yosemite, un bombero resultó herido y un hogar destruido luego de que se combinaran dos incendios en la zona de Cedar Ridge, informó Lisa Williams, portavoz estatal de los bomberos.