Un grupo de presos de una cárcel estatal del centro andino del país se encuentran amotinados desde la mañana del jueves, cuando quemaron colchones y subieron a los techos del centro. Las autoridades no se han pronunciado al respecto.

Medios de comunicación ecuatorianos publican fotografías de al menos medio centenar de presos en los techos del centro de reclusión quienes gritaban que querían reunirse con la ministra de Justicia Ledy Zúñiga para denunciar malos tratos, mientras que del interior de ese centro salían columnas de humo de presuntos colchones quemados.

Tras la llegada de un nuevo contingente policial en la tarde, se produjo un movimiento al interior de la cárcel y poco después los uniformados aparecieron en el techo en lo que aparentemente sería el final del motín, que no pasó a mayores.

La AP llamó al ministerio de Justicia, pero un funcionario que no quiso identificarse dijo que no hay ningún comentario al respecto.