Las cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Delcy Rodríguez, mantendrán una reunión en la capital ecuatoriana el sábado para dialogar acerca de la situación fronteriza, que ha provocado una escalada de tensiones en las relaciones bilaterales.

El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño en rueda de prensa dijo que el encuentro está orientado a iniciar un diálogo "con el objeto de tratar los temas sensibles entre ambos países como un paso previo a una reunión presidencial".

El presidente Rafael Correa, en una reunión con periodistas, dijo que ha estado muy preocupado por el conflicto entre ambos países por lo cual ha contactado a sus dos colegas de esos países para buscar una salida.

"Un primer paso muy importante se ha logrado: este sábado se van a reunir los cancilleres (de Colombia y Venezuela) ... y ese es el paso previo para la reunión de presidentes que probablemente se haga también en la ciudad de Quito. Esperamos que sea el episodio definitivo para superar ese lamentablemente conflicto", añadió.

Patiño destacó como "una gran noticia en medio de la situación que estaba viviéndose" que los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Colombia, Juan Manuel Santos, "han aceptado esta cordial invitación hecha por las presidencias de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y de Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños)".

Al frente de Unasur está Uruguay y de la Celac, Ecuador.

Aseveró que la cita se cumplirá en la cancillería ecuatoriana, con su acompañamiento y del canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela están tensas desde hace tres semanas luego de que un ataque armado contra militares venezolanos fuera atribuido por Maduro a paramilitares colombianos.

Tras ello, Maduro dispuso el estado de excepción y el cierre de una zona de frontera.

En un encuentro con exportadores en la ciudad colombiana de Barranquilla, Santos dijo que mantuvo una cita con Patiño quien "venía a solicitarme si yo estaría dispuesto a ir a un diálogo con Venezuela y le dije que por supuesto, que yo nunca he cerrado esa puerta que todo lo contrario he venido insistiendo en un diálogo".

Añadió que debe ser "un diálogo respetuoso, inteligente, sin agresiones, sin mentiras y comenzamos hablar".

De acuerdo con informaciones de Colombia, el cierre de la frontera ha afectado a casi 14.000 colombianos, entre ellos 1.443 deportados y el resto son emigrados que han huido de forma voluntaria por temor a ser expulsados de suelo venezolano.

------------

Esta información contó con el aporte del periodista de AP en Bogotá, César García