Organizaciones de derechos humanos presentaron el jueves un recurso de protección contra los municipios acomodados que utilizan globos aerostáticos dotados de cámaras para controlar la delincuencia, uno de los flagelos que más preocupan a los chilenos.

Las alcaldías de Lo Barnechea y Las Condes dotaron los globos con cámaras de alta resolución que graban incluso en el interior de los domicilios, dijeron los denunciantes.

Las organizaciones Derechos Digitales, Corporación Fundamental y Fundación Datos Protegidos, señalan que la medida atenta contra el derecho de privacidad y es muy invasiva al poder identificar a una persona en movimiento a una distancia de 1,6 kilómetros.

El presidente de Corporación Fundamental, Branislav Marelic, dijo que la utilización de los globos de vigilancia "refleja una tendencia a intentar militarizar la seguridad ciudadana, incorporando herramientas de zonas de guerra a un asunto que es policial".

Agregó que el recurso busca "el cese de la medida intrusiva, restableciendo el imperio del derecho y asegurando la debida protección a la privacidad e inviolabilidad del hogar de los vecinos de Las Condes y Lo Barnechea".

La delincuencia es un problema que preocupa a la inmensa mayoría de los chilenos, especialmente en momentos en que aumentan los llamados "portonazos", que son el asalto a las personas cuando llegan a sus casas y se aprestan a estacionar en el interior de las viviendas sus vehículos. Diariamente hay denuncias de "portonazos" en comunas elegantes y de clase media.