Serena Williams tuvo que hacer una pausa, antes de seguir buscando la proeza de completar el Grand Slam en un mismo año. Su semifinal del jueves fue pospuesta por la lluvia en Nueva York.

Williams (1ra preclasificada) debía enfrentar por la noche a la italiana Roberta Vinci (43ra) en Flushing Meadows. Pero casi cuatro horas antes del partido, la Asociación de Tenis de Estados Unidos informó que el pronóstico meteorológico contemplaba "lluvia durante toda la noche", por lo que se optó por posponer para el viernes los dos duelos de semifinales.

Cuando la Asociación anunció su decisión, se realizaban partidos de dobles y de juveniles. Más tarde, la lluvia llegó efectivamente, unos 60 minutos antes de la hora en que Williams y Vinci debían haber entrado a la cancha.

Llovía a las 7 p.m., cuando el encuentro debió comenzar.

Williams trata de ganar los cuatro títulos del Grand Slam en una misma temporada, una hazaña no vista desde que la alemana Steffi Graf la consiguió en 1988. La estadounidense ganó el Abierto de Australia en enero, el Abierto de Francia en junio y Wimbledon en julio.

A sus 33 años, Williams ha ganado sus primeros cinco partidos en el US Open, y necesita dos victorias más para añadir este título a su colección de 2015.

En el otro encuentro de semifinales que fue pospuesto, la rumana Simona Halep (2da) se medirá a la italiana Flavia Pennetta (26ta).

Las condiciones meteorológicas derivaron en una agenda muy apretada para el viernes, día en que estaban ya programadas las semifinales de hombres. En esos partidos, el serbio Novak Djokovic (1ro) se mide al campeón defensor Marin Cilic, de Serbia, y el suizo Roger Federer (2do) chocaba contra su compatriota Stan Wawrinka (5to).

El US Open tiene una larga historia de problemas con la lluvia, incluidas cinco finales aplazadas de manera consecutiva, del domingo al lunes, entre 2008 y 2012.

Como parte de un plan de remodelación de la sede del torneo, por más de 500 millones de dólares, la Asociación ha construido un techo retráctil en el estadio Arthur Ashe, la cancha principal. La innovación estaría lista para el US Open del año próximo.

Por ahora, una estructura de acero, de más de 6.500 toneladas, está colocada en la parte alta del estadio. Pero el trabajo para instalar los paneles retráctiles no se reanudará sino hasta que concluya este torneo.

Originalmente, el duelo Williams-Vinci sería el primero del jueves.

Ahora, el Halep-Pennetta comenzará a las 11 a.m. del viernes, cuando el pronóstico meteorológico es más promisorio. Después, Williams se enfrentará a Vinci, contra quien tiene una foja de 4-0.

Williams ha tenido también mucho éxito contra sus posibles adversarias en la final: un récord de 6-1 frente a Halep y uno de 7-0 frente a Pennetta.

Las semifinales de hombres se llevarán a cabo aproximadamente desde las 5 p.m., y no a las 3, como estaba previsto. Primero se celebrará el Djokovic-Cilic y luego el Federer-Wawrinka.

Así, el programa luce similar al viejo "Supersábado" del Abierto de Estados Unidos, cuando todas las semifinales, de hombres y mujeres, se disputaban en la penúltima jornada del certamen.