La decisión de un fiscal local de no presentar cargos contra tres policías del estado de Washington que mataron a tiros a un inmigrante mexicano a quien se acusó de lanzarles piedras no cierra el caso.

El gobierno federal investiga la muerte de Antonio Zambrano Montes, de 35 años, nacido en México. El estado también planea revisar la decisión y el forense del condado Franklin planea hacer una pesquisa. El departamento de policía de la ciudad de Pasco, donde ocurrió la balacera, casi ha finalizado una revisión interna y hay varias demandas pendientes.

El fiscal federal Michael Ormsby analiza si hubo violaciones a las leyes federales el 10 de febrero cuando Zambrano Montes fue baleado porque se le acusó de lanzar rocas a un agente. Algo de especial causa de preocupación es determinar si se violaron los derechos civiles del trabajador agrícola.

"La revisión de este asunto complejo será profunda y completa", dijo Ormsby el miércoles. "Como resultado, no es posible hacer una estimación de cuándo concluirá la investigación".

Además, el Departamento de Justicia seguirá dando servicios de mediación para reducir la tensión entre la policía y la comunidad en Pasco, dijo Ormsby.

El fiscal del condado Franklin, Shawn Sant, anunció en una concurrida y tensa conferencia de prensa el miércoles que no se presentarían cargos contra los tres agentes involucrados en el tiroteo. Al escuchar la decisión se lanzaron gritos de "¡encubrimiento!" y "¡sin justicia no habrá paz!" por parte de quienes acudieron a oír el anuncio.

Pese a la decisión de Sant, el forense del condado, Dan Blasdel, sigue con la idea de hacer una investigación sobre el tiroteo.

Eso podría restablecer la confianza de la comunidad de Pasco y asegurar que la investigación del hecho por parte de un equipo de policías locales sea profunda e independiente, dijo Blasdel al periódico Tri-City Herald.

Blasdel dijo que la pesquisa podría comenzar en octubre.

Esa indagatoria le daría a un jurado de seis personas la oportunidad de encontrar la causa y forma en que sucedió la muerte de Zambrano. El jurado también haría una recomendación acerca de si se justifica que los agentes hayan disparado.

Por su parte, el gobernador de Washington, Jay Inslee, pidió al secretario de Justicia Bob Ferguson que revise la decisión porque quiere un análisis sin importar hacia qué lado se incline.

"Quiero asegurar que el pueblo confíe en la decisión tomada en este caso", escribió Inslee al fiscal general en una carta.

Además de las investigaciones hay varias demandas civiles presentadas por la familia de Zambrano Montes que exigen una indemnización por su muerte, una de ellas por 4,76 millones de dólares.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México emitió un comunicado la tarde del miércoles en el que el gobierno mexicano expresó su "profunda decepción" en la decisión del fiscal de no presentar cargos.

La decisión contribuye a la percepción de que los actos cometidos por la policía local en contra de las minorías serán impunes, se lee en el comunicado, en el que se agrega que el gobierno mexicano seguirá asistiendo a la familia Zambrano Montes para agotar los recursos legales disponibles.

____

Interactivo AP:

http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/