Con un simbólico olor a gas y con el mismo árbitro que los dirigió en un reciente escándalo de magnitud, River Plate y Boca Juniors chocarán el domingo en el partido más atractivo de la liga argentina y que además encuentra a esos viscerales enemigos en plena lucha por el título de campeón.

Será el primer superclásico desde la convulsionada noche del 14 de mayo en La Bombonera, cuando fanáticos del local Boca arrojaron un gas irritante que afectó la vista de jugadores de River en un partido por la Copa Libertadores suspendido por el árbitro Darío Herrera, el mismo que volverá a dirigir cuando choquen el domingo por la 24ta fecha del torneo local, esta vez en el estadio Monumental de River.

"Esa noche superó todo lo imaginado y esperemos que este tipo de cosas no sucedan nunca más", destacó el miércoles el arquero de River Marcelo Barovero, uno de los jugadores presentes en ese encuentro por la revancha de octavos de final y suspendido al término del primer tiempo con el partido sin goles.

"Recuerdo esa noche con un vacío enorme, una sensación horrible; la pasión está desbordada desde hace tiempo y espero que el domingo sea un día tranquilo", agregó Barovero, a cuyo equipo le dieron por ganado duelo y a la larga terminó como campeón de la Libertadores de 2015.

Será una fecha atípica porque se enfrentarán equipos que son rivales de toda la vida en sus respectivas ciudades, entre ellos el duelo entre San Lorenzo exponiendo la punta ante el local Huracán, en un añejo clásico de la capital argentina. Otros clásicos son los del sábado entre el local Independiente ante el campeón Racing Club, que conviven en la ciudad de Avellaneda, además de Rosario Central-Newell*s Old Boys (Rosario); Estudiantes-Gimnasia (La Plata); y Colón-Unión (Santa Fe).

Claro que el plato fuerte de este viaje al que le restan siete estaciones para consagrar al campeón, será entre River que viene en alza con un triunfo 4-1 sobre Nueva Chicago, ante un Boca que entró en baja y que confía en la reaparición de su atacante Carlos Tevez para revertir la situación tras la derrota 1-0 ante San Lorenzo. River había cosechado un solo punto de los nueve en juego desde su consagración en la Libertadores.

Tevez, al igual que el centrocampista Fernando Gago, así como el volante Matías Kranevitter en River, fueron baja por su convocatoria a la selección de Argentina para choques de fogueo en días que involucran a la mayor parte de los combinados del mundo.

En River podría producirse el debut del lateral Milton Casco, quien viajó a la gira con Argentina como jugador de Newell's y regresó el miércoles para firmar como nuevo refuerzo de los Millonarios, quien invirtió unos tres millones de dólares por el 85% del pase del jugador de 27 años. Casco o Milton Vega son los candidatos para reemplazar a Leonel Vangioni, dado de baja por un desgarro.

Con 21 puntos en juego, San Lorenzo lidera el batallón con 50, Boca tiene 49, Central 45 y con un partido menos siguen Racing (43) y River (41), en un quinteto del que salvo un milagro ningún otro equipo podría pelear el campeonato. Independiente, Belgrano y Estudiantes tienen 38 unidades y con varios otros equipos en el medio, Chicago y Crucero cierran la tabla con 14.

Con el fútbol argentino donde la violencia está siempre latente, el clima entre el clásico rosarino no es el mejor, ya que desconocidos balearon la madrugada del martes el domicilio de la abuela del delantero de Newell's Maxi Rodríguez, en la antesala del duelo del domingo ante Central.

"Quita ganas (de jugar), todo tiene un límite cuando hay vidas en juego", dijo el miércoles la "Fiera" Rodríguez, presente con Argentina en tres copas del Mundo, la última cuando perdió la final con Alemania en Brasil 2014. "Todo tiene un límite, cuando se pasa esa raya se pierde todo", agregó el jugador, quien con sus declaraciones dio a entender que el atentado contra la casa de su abuela Beatriz está relacionado con la violencia en el fútbol.

La fecha se completa con Defensa-Arsenal (viernes); Chicago-Argentinos, San Martín-Godoy Cruz, Olimpo-Sarmiento, Rafaela-Belgrano, Tigre-Vélez (sábado); Lanús-Banfield (domingo); Aldosivi-Crucero, Temperley-Quilmes (lunes).