El atacante Mario Balotelli está listo para debutar por segunda vez con el Milan el domingo, lo que representa un atractivo extra para un caldeado derbi contra el Inter de Milán.

En otros partidos, la Juventus buscará sus primeros puntos en su peor arranque para una campaña de la Serie A y recibe al sorpresivo líder de la competencia, el Chievo Verona el sábado.

Balotelli volvió al club de sus amores a préstamo tras ser comprado por el Liverpool al Milan por 16 millones de libras (26,5 millones de dólares en ese momento).

El jugador de 25 años parece estar consciente de que es su última oportunidad de redimirse, especialmente tras su decepcionante campaña en la Liga Premier, en la que sólo marcó un gol en 16 partidos, y perdió su sitio en la selección italiana.

Sin embargo, Balotelli no tardó en regresar a los titulares de los periódicos por su comportamiento fuera de la cancha ya que se le impuso una multa por conducir a exceso de velocidad y se le suspendió la licencia. El Milan, que le impuso un código de conducta, decidió no multarlo.

Balotelli debe estar ansioso de probar a quienes dudan de él que puede mejorar su desempeño y marcar en el derbi contra Inter, el equipo en que comenzó su carrera en la Serie A antes de partir al Manchester City en 2010.

"Es muy importante para nosotros. Mario es un gran jugador que no ha ayudado mucho", dijo el atacante del Milan Luiz Adriano, quien llegó recientemente del Shakhtar Donetsk. "El equipo necesita a todos y él nos ayudará mucho".

Milan venció al Empoli 2-1 tras perder su primer encuentro ante la Fiorentina, mientras el Inter tuvo un arranque sólido ganando sus dos partidos ante rivales débiles como Atalanta y Carpi.

Actualmente marcha tercero detrás de Chievo y Torino, que visita el domingo al Hellas Verona. Sassuolo y Palermo los otros dos equipos que ganaron sus partidos iniciales reciben al Atalanta y Carpi respectivamente.

Aquí algunos aspectos a tomar en cuenta de la tercera fecha de la Serie A: