Las acciones en el mercado estadounidense fueron en contra de un desplome de los mercados extranjeros el jueves mientras los inversionistas aguardan una reunión crucial de la Reserva Federal la próxima semana sobre tasas de interés.

Los inversionistas generaron bajas en los índices más importantes de Estados Unidos por la mañana después de las caídas en Asia y Europa, luego revirtieron el curso debido a un aumento en los precios del crudo. Eso ayudó a mejorar las acciones de las compañías del sector energético, que han sido golpeadas en las últimas semanas.

Los operadores se mantuvieron enfocados en una reunión de dos días de la junta de gobierno de la Reserva Federal programada para la próxima semana. Ellos tratan de anticipar cuándo y qué tan rápido el banco central empezará a aumentar las tasas de interés de sus niveles históricamente bajos. Esas tasas bajas han sido un factor clave en el incremento de los precios de las acciones en los últimos siete años.

Un reporte del jueves que muestra un declive en las solicitudes de ayuda por desempleo fue la señal optimista más reciente del mercado laboral, que podría generar que la Fed refuerce el crédito. Algunos creen que las preocupaciones sobre tasas más altas son exageradas.

"La economía estadounidense se encuentra en un estado significativamente mejor que en el pasado", dijo Mike Ryan, estratega en jefe de inversiones en UBS Wealth Management Americas. "Nosotros no dependemos de la generosidad y los estímulos de la Fed para apoyar el crecimiento".

El índice industrial Dow Jones se elevó 76,83 puntos, el 0,5%, para cerrar en 16.330,40, mientras que el Standard & Poor's 500 ganó 10,25 unidades, el 0,5%, a 1.952,29. El compuesto Nasdaq ascendió 39,72 puntos, el 0,8%, a 4.796,25.

Los mercados mundiales se han movido marcadamente al alza o baja en las semanas recientes debido a la preocupación de los inversionistas sobre una desaceleración en China, desplomando las monedas en los países en vías de desarrollo como Malasia e incertidumbre respecto a la siguiente acción de la Fed. En cinco de los seis días previos de operaciones en septiembre, el S&P 500 ha registrado movimientos importantes tanto al alza como a la baja, incluyendo un aumento de 2,5% el martes y una caída de 3% el primer día del mes.

Las operaciones lucieron relativamente tranquilas el jueves, con pocas noticias que movieran los precios para un lado u otro.

Apple se apreció 2,42 dólares, o 2,2%, para cerrar en 112,57 dólares el jueves, un día después de que la compañía presentara las versiones actualizadas de iPhone, Apple TV y iPad. Las acciones tecnológicas subieron 1% en general, las mayores ganancias entre los 10 sectores industriales del S&P 500.

El precio del crudo aumentó marcadamente después de que el Departamento de Energía reportó un sólido incremento en la demanda de gasolina en Estados Unidos.

Un reporte sobre solicitudes de ayuda por desempleo del jueves por la mañana mostró que menos estadounidenses presentaron solicitud para los beneficios la semana pasada, lo que se suma a la reciente evidencia sobre sólidas contrataciones.