Menos estadounidenses solicitaron el seguro de desempleo la semana pasada, manteniendo este indicador clave de la salud del mercado laboral cerca de sus mínimos históricos, se informó el jueves.

El Departamento de Trabajo indicó que las solicitudes semanales del subsidio por desempleo bajaron en 6.000 a un total de 275.000. El promedio de cuatro semanas, una medida menos volátil, subió en 500 a 275.750.

Las solicitudes aumentaron en 11.000 en la semana anterior a un total de 281.000. Pero incluso ese repunte temporal dejó este indicador, el cual refleja el nivel de despidos, por debajo de las 300.000 solicitudes. La petición de solicitudes ha estado debajo de ese nivel durante los últimos seis meses, un nivel visto por última vez hace 42 años.

La semana pasada el gobierno informó que la tasa de desempleo cayó a 5,1% en agosto, un mínimo de siete años. Eso lo pone a un nivel visto por muchos economistas como el empleo pleno.