La armada peruana informó el miércoles que detuvo a un ciudadano venezolano e incautó 211 kilos de clorhidrato de cocaína en un buque de bandera española que tenía como destino el puerto mexicano de Manzanillo.

En un comunicado se detalló que el buque llamado "Hispania Spirit", que transporta gas natural, fue detenido en el puerto de Pisco, ubicado a 205 kilómetros al sur de Lima. La droga estaba en "un compartimiento cercano a la pala del timón del buque". Los miembros de la armada detectaron que el ciudadano venezolano no pertenecía a la tripulación de la nave.

El buque, construido en 2002, estuvo en abril en el puerto español de Mugardos, en la provincia de La Coruña y en mayo en el puerto de Fuyaira, en los Emiratos Árabes Unidos.

En 2014, según cálculos oficiales, los narcotraficantes exportaron de Perú un total de 320 toneladas de droga, de las cuales alrededor de 120 toneladas salieron vía marítima.

El país andino es el primer productor mundial de cocaína, según la agencia antinarcóticos estadounidense, y el segundo cultivador mundial de hoja de coca, de acuerdo con las Naciones Unidas.