Al menos 10 personas han muerto en el oeste de Illinois por legionelosis, después de que una residencia estatal de veteranos de guerra reportó dos nuevos fallecimientos.

Un brote que fue identificado a finales de agosto después de que se detectó un caso varias semanas antes ha enfermado a 53 residentes de la casa de Quincy, nueve de los cuales han muerto. Otras cuatro personas en Quincy han sido diagnosticadas con la enfermedad, uno de los cuales falleció. Funcionarios dicen que esos casos no están vinculados a la epidemia más grande.

El Departamento de Asuntos de Veteranos de Illinois señaló el miércoles que planeaba desinfectar con cloro los sistemas de agua en la residencia de veteranos después de haber limpiado sus tanques de agua caliente y sistema de aire acondicionado, y de haber cancelado fuentes decorativas y para beber, así como otras fuentes potenciales de agua atomizada.

Los residentes de la instalación continúan dependiendo de agua embotellada y baños de esponja como precaución. La enfermedad se contrae mayormente a través de la inhalación de la bacteria legionela --transmitida en bruma o vapor-- que prolifera en agua caliente.

Un equipo epidemiológico de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades permanece en la instalación de 129 años de antigüedad para apoyar una investigación del Departamento de Salud Pública de Illinois. Aún no se ha determinado la fuente de la epidemia.

De las dos muertes recién reportadas, una ocurrió el miércoles. La otra involucró un deceso previo que fue agregado a la lista después de que exámenes confirmaron el martes que se trató de legionelosis.

Aproximadamente 200 personas enferman anualmente de legionelosis en Illinois, y funcionarios de los CDC han dicho que los brotes en Illinois, California y Nueva York en lo que va del año no es inusual, aunque la cifra de pacientes involucrados es mayor de la vista típicamente.

___

Alan Scher Zagier se encuentra en Twitter como http://twitter.com/azagier