Microsoft obtuvo una reacción distante de los jueces federales de apelación a su afirmación de que Estados Unidos no debe tener acceso a información que almacena para sus clientes en el extranjero.

El abogado de Microsoft, E. Joshua Rosenkranz, se presentó el miércoles ante la Corte de Apelaciones del 2do Circuito en la ciudad de Nueva York y le solicitó al panel que anulara la orden de un tribunal de primera instancia de que la compañía con sede en Redmond, Washington, entregue una cuenta de correo electrónico de un cliente que almacena en Dublín para una investigación de narcóticos.

El juez Gerard Lynch se mostró impávido ante las predicciones de Rosenkranz de un "caos global" si las acciones de Estados Unidos provocaban que otros países buscaran información almacenada en Estados Unidos.

El vicefiscal federal Justin Anderson dijo que Estados Unidos se apegó de forma correcta a la ley.