La inusual ley fiscal de Colorado obligará al estado a suspender los impuestos a la marihuana recreativa durante un día.

El receso impositivo del 16 de septiembre hará que una onza (28,35 gramos) de marihuana en el área de Denver sea 20 dólares más barata; en esa ciudad la onza se vendió a unos 200 dólares antes de impuestos a mediados de este año.

Se trata de una medida inusual para un estado que tantas veces ha rechazado los feriados fiscales para cosas como artículos escolares, ropa o aparatos domésticos que ahorran electricidad. Las autoridades dicen que la medida costará al estado de 3 a 4 millones de dólares.

"Primero no creía en hacer esta medida", dijo Cheri Hackett, propietaria de Botanacare, un dispensario en Northglenn, un suburbio de Denver. "Pero una vez que nuestro abogado dijo que esto pasaría realmente, comenzamos a prepararnos. Pensamos que habrá mucha gente".

Hackett está imprimiendo letreros para avisar a los clientes del feriado fiscal y está tratando de aumentar su inventario para el atareado día que prevé.

La ley de derechos del contribuyente de Colorado requiere la aprobación de los electores para los nuevos impuestos. En 2013, un año después de legalizar la marihuana recreativa, los electores aprobaron impuesto de 25%. Pero la ley pide que cualquier impuesto nuevo no sean cobrado y sea reembolsado si la recaudación general del estado excede las proyecciones dadas a los electores cuando ellos aprobaron el nuevo impuesto.

En este caso, los impuestos a la marihuana recaudaron 70 millones de dólares en 2014. En realidad recaudaron 58 millones, pero como las contribuciones excedieron las proyecciones, Colorado debe pedir permiso a los contribuyentes para quedarse con el dinero. Y para cumplir con el requerimiento de que los impuestos se reviertan a cero, los legisladores acordaron un día de feriado fiscal.

___

Kristen Wyatt está en Twitter como: http://www.twitter.com/APkristenwyatt