El presidente panameño Juan Carlos Varela emprende una visita oficial a Cuba en la que espera impulsar mayores vínculos en lo comercial con la isla.

Varela, acompañado por varios integrantes de su gabinete ministerial y por un grupo de empresarios, viajaba la noche del miércoles y el jueves será recibido por mandatario cubano Raúl Castro en una cita que "relanzará las relaciones bilaterales en materia de comercio, migración, turismo, cultura, deporte y cooperación", dijo en un comunicado la presidencia panameña.

No se precisó de qué manera o qué acuerdos se concretarán para relanzar el comercio bilateral, aunque el gobierno de Varela impulsa una iniciativa de ley para ampliar un acuerdo comercial parcial con Cuba que ya fue aprobado por la legislatura del país.

Panamá y Cuba mantienen un intercambio comercial basado principalmente en los negocios que realiza la isla con la zona libre de Colón, que opera al norte y atlántico panameño.

El gobierno panameño ha expresado interés en incrementar el comercio y al mismo tiempo conocer de las oportunidades de inversión en Cuba en momentos en que la isla abre su economía al capital foráneo y ante el histórico proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos. Panamá también impulsa acuerdos comerciales parciales con otros países del Caribe, como Trinidad y Tobago.

Varela asistirá el viernes a un foro organizado por la Cámara de Comercio de Cuba y visitará la zona especial de desarrollo de Mariel, aledaña al megapuerto del mismo nombre y al oeste de la capital cubana.

Esa zona especial arrancó en noviembre del 2013 y según las autoridades cubanas brindaría exoneraciones impositivas a las firmas que se establezcan allí, como las facilidades del puerto de Mariel, en un esfuerzo por atraer capitales foráneos en esa área franca.

"El objetivo es conocer de primera mano las oportunidades y ventajas de inversión e impulsar las relaciones comerciales en el marco de la apertura económica cubana y el acercamiento (de Cuba) con Estados Unidos", planteó el ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Melitón Arrocha.

El director del Servicio Nacional de Migración, Javier Carrillo, figura en la comitiva, aunque se desconoce si tocará a las autoridades cubanas sobre el masivo ingreso de inmigrantes cubanos sin sus respectivos documentos por costas y puntos selváticos de la provincia panameña de Darién, fronteriza con Colombia. En un flujo que viene desde hace años, los cubanos generalmente llegan primeramente a países como Ecuador y Brasil para luego emprender su viaje por Colombia y Panamá con el objetivo de llegar a los Estados Unidos.

Tras llegar al poder Varela buscó relanzar los lazos con Cuba tras el distanciamiento del anterior gobierno derechista de Ricardo Martinelli (2009-2014) que dio por terminada, por ejemplo, la presencia de médicos cubanos en el país centroamericano donde realizaban cirugías oftalmológicas en sectores pobres.

El gobierno panameño ha dicho que está interesado en que se profundice la cooperación con la isla para la formación de médicos panameños, aunque no ha informado la posibilidad de que regresen los galenos cubanos.