Un tribunal en Alemania ordenó el miércoles el fin del paro de los pilotos de Lufthansa, que causó ya la cancelación de 1.000 vuelos y afectó a 140.000 pasajeros.

Lufthansa saludó el fallo de la corte laboral del estado en Fráncfort, pero dijo que un calendario especial que contempla la reducción de vuelos creado para el día seguiría en vigor. Dijo que los servicios normales se reanudarían el jueves.

El gremio de pilotos, Vereinigung Cockpit, ha estado convocando a paros breves regulares en medio de una prolongada disputa laboral, que se produce en momentos en que Lufthansa se restructura para lidiar con creciente competencia de aerolíneas del Golfo Arábigo. Los pilotos quieren que la aerolínea siga haciendo pagos transicionales a quienes buscan retiro temprano.

La corte falló que los objetivos del gremio fueron más allá de esa demanda, para ejercer más influencia en las nuevas operaciones de bajo costo de Lufthansa, lo que hace la huelga ilegal, dijo la corte en un comunicado.

Vereinigung Cockpit comenzó su huelga en vuelos largos el martes, lo que obligó a cancelar 90 vuelos, y la extendió a vuelos de media y corta distancia el miércoles.

El portavoz gremial Markus Wahl le dijo a n-tv tras el fallo que le había dicho a los pilotos que estuviesen disponibles para trabajar de inmediato. El fallo del miércoles revirtió uno emitido por una corte menor el martes en favor del sindicato.

Lufthansa dijo que unos 500 vuelos de la aerolínea estaban en operación el miércoles. Las subsidiarias Germanwings, Swiss, Austrian Airlines y Brussels Airlines no participaron en el paro.