El cada vez más ambicioso programa espacial chino planea intentar el primer aterrizaje de una sonda lunar en la cara más alegada del satélite, según uno de sus ingenieros.

Zou Yongliao, del departamento de exploración lunar de la Academia de Ciencias de China, dijo a la televisora estatal CCTV el miércoles que la misión Chang'e 4 está prevista para algún momento antes de 2020.

El objetivo de la misión sería estudiar las condiciones geológicas de la parte más alejada de la Luna, también conocida como cara oculta, agregó Zou. Las transmisiones de radio desde la Tierra no pueden llegar más allá de ese punto, por lo que sería una ubicación excelente para un radiotelescopio para los astrónomos.

La próxima misión lunar de China está prevista para 2017, cuando intentará aterrizar una nave no tripulada en la superficie de la Luna antes de su regreso a la Tierra con muestras.