Afiliados de al-Qaeda en Siria y otros insurgentes tomaron el miércoles control de la última base aérea del ejército de Siria en la provincia de Idlib después un sitio de dos años que logró expulsar a todos los militares del gobierno de Bashar Assad de esa provincia en el noroeste, informaron los medios estatales y activistas.

Es el más reciente de los reveses para Assad en la encarnizada guerra civil siria, ahora en su quinto año. El acosado presidente sirio ha admitido las pérdidas aduciendo que el ejército ha tenido que ceder algunas áreas en el norte para defender otras consideradas más críticas para el gobierno.

El retiro del ejército de la base aérea de Zbu Zuhour representa la segunda de las 14 provincias sirias que quedan completamente fuera del control de los militares sirios. Este año, grupos milicianos capturaron la capital provincial, Idlib, como también otros pueblos y aldeas.

La provincia de Raqqa cayó bajo control del grupo extremista Estado Islámico --rival de la filial de al-Qaeda en Siria, conocida como Frente Nusra-- en enero del 2014. Los milicianos de EI han declarado la capital provincial, Raqqa, sede de un "califato" que abarca un tercio de Siria y de Irak.

Al-Qaeda y otros grupos insurgentes islámicos controlan ahora casi toda la provincia de Idlib, excepto por los pueblos predominantemente chiíes de Foua y Kfarya, en poder de milicianos progubernamentales.

Un informe de la televisión estatal indicó que las fuerzas del gobierno de la base aérea de Abu Zuhour "han evacuado sus posiciones y se han desplazado a otro punto" tras un sitio de dos años.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que los insurgentes, entre ellos miembros del Frente Nusra, capturaron la base durante una tormenta de arena y obligaron a las fuerzas del gobierno a retirarse de su último puesto en la provincia de Idlib, fronteriza con Turquía. El Frente Nusra forma parte de una coalición de grupos insurgentes llamada Jaish al-Fateh, o Ejército de conquista, que ha capturado la mayor parte de Idlib.

Otro grupo activista, los Comités de Coordinación locales, colocaron una fotografía en su página en Facebook diciendo que muestra combatientes del Frente Nusra frente a aviones estacionados en la base. Rami Abdurrahman, director del Observatorio, dijo que los milicianos aprovecharon la tormenta de arena que redujo la visibilidad.