Tres detectives de la policía mexicana fueron despedidos tras la publicación en internet de un video que mostró a dos jóvenes siendo abofeteados mientras agentes los interrogaban por el robo de un celular.

Los chicos parecían tener entre 13 y 16 años. Uno lloraba mientras recibía cachetadas y puñetazos alternativamente. Al final implicó a su compañero en el robo.

La fiscalía del estado occidental de Jalisco dijo el martes que el detective jefe, un detective y un responsable de guardias habían sido despedidos por el abuso.

La oficina del fiscal explicó que el video fue filmado el 12 de mayo. Los dos muchachos habrían sido acusados en un tribunal de menores.

La fiscalía dijo que los policías enfrentarán cargos por tortura.