Wayne Rooney anotó el martes ante Suiza y quebró el empate que tenía con Bobby Charlton para quedar como el máximo goleador en la historia de la selección de Inglaterra.

Rooney marcó de penal a los 84 minutos para que Inglaterra venciera 2-0 a Suiza en un partido por las eliminatorias de la Eurocopa en Wembley.

El delantero de Manchester United necesitó 107 partidos para llegar a 50 goles, y superar la marca de 49 que compartía con Charlton, quien requirió de 106 desafíos. Rooney empató el récord el sábado con otro gol de penal, en la paliza 6-0 ante San Marino que clasificó a Inglaterra a la Euro del próximo año.

La marca de Rooney permaneció vigente durante 45 años.

Con una foja perfecta, Inglaterra tenía ya en el bolsillo su boleto para la Euro del año próximo en Francia, y jugó con poca intensidad durante buena parte del encuentro.

Pero Harry Kane, quien entró como reemplazo, inauguró el marcador a los 67 minutos.

Una falta sobre Raheem Sterling en el área abrió la puerta al hito de Rooney.

"Ser el mejor goleador en la historia del país antes de cumplir 30 años es algo que yo ni siquiera soñaba", dijo el jugador de 29 años. "Fue muy emotivo esto, y estoy orgulloso. Me alegra haberlo logrado y espero concentrarme ahora en el éxito futuro del equipo".

Dado que Inglaterra se había embolsado su boleto el sábado, la atención se concentraba en el intento de Rooney por romper el récord de Charlton. La selección inglesa tuvo problemas para generar oportunidades al frente, y el delantero del Manchester United realizó un tiro desviado a los 17 minutos.

A los 51, un cabezazo de Rooney fue directamente a las manos del arquero Yann Sommer.

Cuando Sterling fue derribado dentro del área, el público en Wembley comenzó a corear "Rooney". El capitán inglés no defraudó a los espectadores y realizó un tiro imparable.

Sommer alcanzó a tocar el balón con una mano, sin evitar que se fuera a las redes.

"Yo sabía que ése era un gran momento para mí. Simplemente elegí el ángulo al que tiraría y coloqué el pie lo mejor posible para hacer un disparo potente", relató Rooney. "Él lo tocó pero afortunadamente el tiro era muy fuerte".

Charlton, quien también jugó para el United, felicitó a Rooney en un comunicado.

"Evidentemente, no puedo negar que me decepciona el hecho de que el récord ya no sea mío", reconoció. "Sin embargo, estoy absolutamente fascinado de que la marca pertenezca ahora a Wayne, como capitán de mi amado club y de mi país".