Unas 9,9 millones de personas se han inscrito y han pagado un seguro de gastos médicos como parte de la nueva ley de salud, informó el martes el gobierno del presidente Barack Obama, un ligero descenso en comparación con un conteo previo pero encaminándose a la meta de 9,1 millones programada para fin de año.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos indicó que el 84% de las personas de esa cifra, equivalente a más de 8,3 millones, están recibiendo subsidios fiscales para apoyarlas con el costo. Una decisión de la Corte Suprema tomada a mediados de este año respaldó los subsidios a los seguros en los 50 estados del país, una importante victoria para la Casa Blanca.

El informe representa la primera actualización desde junio sobre cuál es el desempeño en todo Estados Unidos de los mercados de seguros promovidos por la ley de salud. Se espera que haya cambios en el número de inscritos, a medida que la gente cancela coberturas o se inscribe al cambiar sus circunstancias. Un informe anterior había puesto la cifra en 10,2 millones para fines de marzo.

En 2014, la cifra de inscritos llegó a estar en unos 8 millones en los primeros meses y cayó a 6,3 millones a fines del año. El conservar los clientes es una alta prioridad para el cibersitio federal HealthCare.gov, así como para los mercados operados por algunos estados, en medio de una creciente sensación de que podrían requerirse de tres a cinco años para que los mercados subsidiados por los contribuyentes alcancen su máximo potencial.

Aproximadamente 423.000 consumidores perdieron su cobertura cuando no pudieron presentar documentos suficientes que respaldaran su ciudadanía o su estatus migratorio, afirmó el departamento en el informe.

La ley de Obama ofrece seguros privados de gastos médicos subsidiados a través de mercados en línea a los que también se les llama bolsas, más una versión ampliada del Medicaid --el sistema gubernamental de gastos médicos para las personas de bajos ingresos-- en los estados que la adopten.

Sondeos independientes e informes gubernamentales han documentado avances constantes en cobertura desde el lanzamiento en 2014 de las bolsas de seguros y la expansión del Medicaid ordenada por la ley de salud. Ahora la tasa de personas sin seguro en todo el país se ubica en alrededor del 9%, un nivel histórico en baja.