El presidente del fútbol chileno, Sergio Jadue, y cinco de sus dirigentes deberán devolver los sueldos que se auto asignaron desde comienzos de año, luego que fueran declarados ilegales por el Ministerio de Justicia.

La decisión del Ministerio se basa en que las instituciones sin fines de lucro, como la Asociación Nacional del Fútbol Profesional (ANFP), no pueden pagar sueldos a su directorio, por lo que solicitó su devolución.

El jefe de la sección de personas jurídicas de la secretaría de Estado, Carlos Aguilar, dijo al canal 13 de televisión que "había una infracción, una irregularidad de carácter civil que tenía que ver con la remuneración que se le otorgaba al presidente" y sus directores.

El ente rector del fútbol chileno tiene 30 días para apelar.

El periódico La Tercera estimó que desde enero a la fecha Jadue habría recibido poco más de 34 millones de pesos, unos 49.000 dólares.

Jadue dijo que devolverá el dinero y no recibirá nuevos sueldos mientras el organismo impugna la medida.

"Creemos que el Consejo de Presidentes de clubes cumplió con todos los procedimientos legales y de buena fe, por ello vamos a recurrir a las instancias judiciales para revertir la medida", declaró Jadue a la prensa.

Agregó que "haremos la devolución de los dineros y se suspenden nuestras remuneraciones mientras se preparan las impugnaciones respectivas".

El secretario ejecutivo de la Asociación, Oscar Fuentes, dijo al periódico que para pagar los salarios se basaron en un artículo del Código Civil que señala que las corporaciones pueden fijar remuneraciones a sus directores si lo autorizan sus estatutos.

Precisó que en la última modificación de estatutos se estableció que los directivos son remunerados.

La ANFP no contestó de inmediato las llamadas de la AP ni un correo electrónico.