Catar invirtió por primera vez en el fútbol inglés, pero en el club menos esperado.

El equipo que se beneficiará de la chequera catarí no será una potencia de la liga Premier, sino un pequeño club que juega siete categorías por debajo de la primera división.

Pero lo que Sheffield FC no tiene de glamour lo tiene de historia. Se trata del primer club de fútbol del mundo, tras su fundación en 1857 en una ciudad en el norte de Inglaterra.

Ahora, con la intención de asociarse con los pioneros del fútbol, el país que albergará la Copa del Mundo de 2022 invirtió 100.000 libras (153.000 dólares) en Sheffield FC, confirmó The Associated Press.

Sheffield FC dijo que recurrió a Catar después que hizo acercamientos a la Asociación Inglesa de fútbol y a la liga Premier en busca de dinero para financiar el regreso a su cancha original. Las solicitudes de ayuda financiera tienen que ser aprobadas por la Fundación del Fútbol.

"Esto no se trata de que Catar se metió a la fuerza", dijo a la AP el director de Sheffield FC, Richard Tims. "Esto se trata de tener un catalizador que haga que todos se den cuenta... una sociedad entre los nuevos chicos del barrio y el primer club de fútbol del mundo, para proteger el legado del fútbol".