El ejército polaco informó que el área boscosa en donde se dice que un tren nazi está enterrado debe despejarse antes de que pueda realizarse una búsqueda.

Ingenieros militares han visitado el sitio en el suroeste de Polonia que fue señalado por los dos hombres que dicen haber localizado al tren.

Un vocero del comando de operaciones del ejército, teniente coronel Artur Golawski, dijo el martes a The Associated Press que después de la inspección les avisaron a las autoridades locales que deben despejarse árboles caídos y arbustos si se quiere hacer cualquier revisión seria del área de la ciudad de Walbrzych.

Una leyenda local cuenta que los nazis escondieron ahí un tren cargado de oro a principios de 1945 para que no cayera en manos del Ejército Rojo soviético, pero no se han encontrado pruebas.