Al menos 105 civiles murieron a raíz de la violencia en Ucrania entre mediados de mayo y mediados de agosto, más del doble que en los tres meses anteriores, debido al cañoneo de zonas residenciales, dijo la oficina de derechos humanos de la ONU el martes.

La oficina del Alto Comisionado Zeid Raad al-Hussein dijo que al menos 7.962 personas, entre combatientes y civiles, han muerto y 17.811 han sufrido heridas desde que comenzó el conflicto en Ucrania oriental en abril de 2014.

El acuerdo entre las partes para retirar armas pesadas de la "línea de contacto" solo se ha cumplido parcialmente, dijo la oficina en un comunicado que acompañó el 11vo informe de su misión a Ucrania, que abarca del 16 de mayo hasta el 15 de agosto.

Dijo que hubo enfrentamientos diariamente durante el período abarcado por el informe.