Cuatro hombres, incluido un agente en activo de la agencia de inteligencia de Bosnia, sospechosos de haber cometido crímenes de guerra durante el conflicto que asoló el país entre 1992 y 1995 fueron detenidos por la policía bosnia.

La fiscalía dijo el martes en un comunicado que los hombres ocuparon cargos de importancia en la policía serbobosnia durante la guerra y que son sospechosos de encarcelamiento ilegal, golpizas y torturas a civiles bosnios musulmanes en la ciudad nororiental de Janja.

Las torturas resultaron en la muerte de tres civiles mientras que muchos otros sufrieron daños duraderos, físicos y psicológicos, agregó la nota.

Los sospechosos fueron detenidos en la localidad nororiental de Bijeljina.

Más de 100.000 personas fallecieron durante la guerra.