Las reservas de divisas de China bajaron en una cantidad récord luego de que el banco central del país realizó un fuerte gasto para apoyar el tipo de cambio de su moneda tras una sorpresiva devaluación.

El banco central dijo que las reservas cayeron en 93.900 millones de dólares a 3.557 billones de dólares a finales de agosto.

Beijing realizó un importante gasto para respaldar la tasa de cambio del yuan tras la devaluación del 11 de agosto que hizo temblar a los mercados financieros de todo el mundo.

Los operadores de divisas apuestan por una mayor caída del yuan, poniendo presión sobre la tasa de cambio y provocando una intervención del banco central.