James Jones regresó a los Packers de Green Bay, con la misión de aportar su experiencia al cuerpo de receptores, diezmado por la lesión de rodilla de Jordy Nelson, quien se perderá toda la temporada.

El gerente general de los Packers, Ted Thompson, anunció el lunes la contratación.

Jones, de 31 años, vuelve al equipo que lo reclutó en la tercera ronda del draft de 2007. Jugó siete años en Green Bay antes de marcharse a Oakland para la campaña de 2014.

El receptor volvería a desempeñarse como un blanco fiable para el quarterback Aaron Rodgers, uniéndose a Randall Cobb y Davante Adams.

Green Bay dio de baja el lunes al receptor Myles White, quien está en su segundo año, a fin de abrirle un espacio a Jones en el plantel de 53 jugadores. White tuvo la mejor cifra del equipo en la pretemporada, al aportar 157 yardas mediante sus recepciones.

Otro receptor, Jared Abbrederis, fue uno de nueve jugadores contratados para el equipo de prácticas de Green Bay.