Los investigadores hallaron pruebas de piedras hincadas verticalmente en lo que se supone restos de un menhir prehistórico cerca de las ruinas de Stonehenge.

Investigadores de la Universidad de Bradford dijeron el lunes que el megalito pudo haber sido erigido hace 4.500 años.

El Proyecto Stonehenge de Paisajes Ocultos utilizó tecnologías de telesensores para hallar pruebas de que hasta un centenar de piedras formaba el monumento a unos 3 kilómetros (2 millas) de Stonehenge.

Las evidencias fueron halladas a un metro (3 pies) bajo la superficie cerca de Durrington Walls. No fue necesaria ninguna excavación ni se removió ninguna piedra.

Se cree que algunas piedras se alzaron a 4,5 metros (15 pies) antes de ser derribadas. El investigador Vince Gaffney dijo que la escala inmensa del monumento no tiene parangón.