La Corte Suprema de Bangladesh levantó la prohibición que pesaba sobre una película que trata acerca de una trabajadora textil que fue rescatada de entre los escombros 17 días después que se derrumbó una fábrica en 2013, con un saldo de más de mil muertos.

En respuesta a una apelación del productor del filme, un panel de cuatro jueces encabezado por el presidente del tribunal superior Surendra Kumar Sinha decidió el domingo por la noche mantener una orden anterior de la Corte Suprema que prohibía la difusión de la película durante seis meses.

El productor Shamina Akhter sostuvo que la película debía difundirse, ya que la Junta de Censura Fílmica de Bangladesh la había aprobado después de cortar algunas escenas en respuesta a directivas anteriores de la justicia.

El director de la película, Nazrul Islam Khan, dice que la experiencia de Reshma Begum revela valentía en medio de una tragedia.

El mes pasado, el Tribunal Superior prohibió "Rana Plaza", en respuesta a un pedido según el cual la cinta contiene escenas de terror, crueldad y violencia que podrían afectar a los trabajadores en la industria textil, una rama vital para la nación.

Los abogados dijeron que el nuevo fallo significa que no hay más impedimentos para exhibir el filme.

El desastre de 2013 dejó 1.135 muertos y miles de personas fueron rescatadas bajo las ruinas del complejo construido ilegalmente que contenía cinco fábricas que suministraban prendas textiles a empresas internacionales.

Cuando el edificio empezó a desplomarse, Begum dijo que bajó corriendo al sótano, donde quedó atrapada. Logró sobrevivir con algunos alimentos secos y botellas de agua. Actualmente trabaja en un hotel.

El derrumbe provocó críticas internacionales y muchas marcas se movilizaron para ayudar a Bangladesh a mejorar las condiciones de trabajo y de seguridad en la industria textil.