El partido por la eliminatoria para la Eurocopa 2016 entre Luxemburgo y Bielorrusia podría suspenderse debido a que 16 jugadores de Luxemburgo sufrieron una intoxicación por comida.

El vocero de la Federación de Fútbol de Luxemburgo, Marc Diederich, dijo a The Associated Press que los jugadores sufrieron "terribles dolores de estómago" y pasaron horas en el baño tras ingerir platos de spaghetti a la boloñesa en el hotel del equipo en Minsk, la capital bielorrusa, el domingo.

Los jugadores comenzaron a sentirse mal en forma casi simultánea y doctores del equipo les recetaron medicamentos y electrolitos para recuperarse de la deshidratación, aunque ninguno requirió su traslado al hospital.

Ya que 16 de los 230 jugadores están afectados "estamos en comunicación estrecha con la UEFA" por un posible aplazamiento del partido del grupo C, programado para el martes, y se espera que ese día se tome una decisión, dijo Diederich vía telefónica.

Sin embargo, el lunes por la tarde todos los jugadores salieron a la cancha para una sesión de práctica en la arena Borisov.

"Algunos siguen un poco enfermos pero intentaron entrenar para ver cómo se sienten", dijo el vocero. "Parece que podrán jugar si en la noche no pasa otra cosa".

El equipo bielorruso prevé que el martes haya partido tras consultar con el delegado de la UEFA para el partido.

"De acuerdo con información del delegado el partido no se pospone", dijo el vocero de la Federación Bielorrusa de Fútbol, Alexander Aleinik.

En un correo electrónico la UEFA dijo "estamos al tanto de la situación. Hasta el momento, el juego se llevará a cabo de acuerdo con lo planeado".

La intoxicación ocurrió un día después de que Luxemburgo celebrara una inusual victoria en competencias deportivas, al vencer a Macedonia 1-0 como local el sábado. Bielorrusia y Luxemburgo están en cuarto y quinto sitio respectivamente en el grupo C, con cuatro puntos en siete encuentros. Ninguno puede clasificar al torneo del año próximo.