Francia enviará aviones de reconocimiento sobre Siria a partir del martes para ayudar en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico, anunció el lunes el presidente Francois Hollande, quien dijo que es necesario combatir al "terrorismo y la guerra" que han dejado a Europa vulnerable a los ataques.

Estados Unidos encabeza una coalición de países que el último año ha bombardeado desde el aire a milicianos, armas y maquinaria del Estado Islámico, pero ha avanzado poco hacia el objetivo del presidente Barack Obama de "degradar y destruir" al grupo radical, el cual ha decapitado rehenes, incluso algunos estadounidenses.

Francia, que teme que atacar al Estado Islámico pueda ayudar al presidente sirio Bashar Assad, había limitado hasta ahora sus aviones militares al espacio iraquí.

"Tenemos pruebas de que se están planeando ataques contra varios países, notablemente el nuestro", dijo Hollande. "Lo que esperamos aprender hoy en Siria es qué se está planeando contra nosotros y qué está pasando con la población siria".

Sin embargo, el mandatario descartó realizar operaciones en tierra en Irak y Siria. "De acuerdo con la información que reunamos, estaremos listos para atacar (desde el aire)", agregó.

Hablando el lunes en una conferencia de prensa sobre muchos temas, el mandatario apuntó que para hacer frente a la llegada masiva de refugiados es necesario abordar el problema del terrorismo y que los vuelos de reconocimiento ayudarán a informar para ataques aéreos contra la milicia radical Estado Islámico.

Agregó que la guerra en Siria sólo se resolverá cuando Assad deje el poder.

"Assad, debo recordarles, es responsable por la situación en Siria. Fue él quien disparó contra su propia gente durante las protestas. Es quien ha bombardeado a la gente, quien ha usado armas químicas", agregó.