La madre de un bebé palestino que murió en un ataque con bombas incendiarias perpetrado presumiblemente por extremistas judíos en julio, falleció a causa de las heridas que sufrió, dijo un pariente de las víctimas.

El tío del menor, Hatem Dawabsheh, dijo que Reham Dawabsheh, murió a primeras horas del lunes.

Antes del amanecer del 31 de julio, los agresores lanzaron bombas incendiarias al dormitorio de la casa de la familia de las víctimas en la aldea de Duma, en Cisjordania. Ali Dawabshe, de 18 meses, pereció en las llamas.

El padre del menor también resultó herido y murió el mes pasado.

La agresión suscitó una condena generalizada, y el gobierno israelí anunció que adoptaría medidas más severas contra judíos que han agredido reiteradamente durante años a los palestinos y sus propiedades.