Una administradora municipal de Kentucky apeló la decisión de un juez de encarcelarla por rehusarse a emitir licencias matrimoniales a parejas del mismo género.

Los abogados de la administradora del condado de Rowan, Kim Davis, oficialmente apelaron el fallo el domingo. La moción de tres páginas no incluye los argumentos por los cuales Davis debería ser dejada en libertad, pero modifica una apelación previa por parte de Davis a la orden del juez.

Davis está en contra de los matrimonios gays por motivos religiosos y dejó de emitir todo tipo de licencias matrimoniales en junio pasado, luego de que la Corte Suprema legalizara los matrimonios entre personas del mismo sexo. Dos parejas gay la demandaron. El juez de distrito, David Bunning ordenó a Davis que emitiera las licencias, pero ella se rehusó, alegando que no podía traicionar sus creencias.

Bunning envió a Davis a prisión el jueves por desobedecer sus órdenes. Sus subsecretarios comenzaron a emitir licencias de matrimonio a parejas gay desde el viernes.