El ex primer ministro griego, Alexis Tsipras, manifestó el domingo que la próxima elección nacional es una lucha entre su "honorable" gobierno de los últimos siete meses y "el oscuro periodo de corrupción, nepotismo y redes de influencia" que han prevalecido en décadas pasadas.

Tsipras, líder del partido izquierdista Syriza, señaló que él es el que está en una mejor posición para mejorar el trato de rescate con los acreedores del país, al que él mismo accedió en julio pasado, y que describió como "indefinido" en varios aspectos y sujeto a mejoras a través de las negociaciones.

Tsipras habló durante la Feria Internacional de Salónica, en la que el gobierno actual delinea su programa económico para el año siguiente. Pero este año, un gobierno interino está en el cargo, luego de que Tsipras y su gobierno de coalición renunciaron el 20 de agosto tras la deserción de decenas de legisladores de su partido.

Tsipras delineó un programa gubernamental, cuya agenda de reformas en educación, salud, empleo, economía y servicios públicos, ha sido presentada, con algunas variantes, por administraciones anteriores, pero que, con algunas excepciones, nunca se ha implementado.

Para lograr poner su sello progresista, Tsipras dijo que su política económica estaría basada en una "fuerte intervención gubernamental, con inversiones estatales para redistribuir los ingresos".

También acusó a sus oponentes conservadores de respaldar los despidos masivos y otras formas flexibles de trabajo, mientras que él promovería "emprendimiento económico social cooperativo, con costos de nómina subsidiados".

Las encuestas más recientes antes de las elecciones del 20 de septiembre, muestran al partido Syriza de Tsipras y a los conservadores de Nueva Democracia en una dura batalla por la punta, y casi nueve partidos ingresando al Parlamento, lo que prácticamente aseguraría la necesidad de un gobierno de coalición.

Dos encuestas publicadas el domingo, por las empresas investigadoras Kapa Research y Marc, muestran a Syriza al frente de Nueva Democracia por 0,6% y 0,4% respectivamente, y a ninguna de las dos facciones cerca de obtener el 30% de los sufragios. En ambos conteos, el partido de extrema derecha y postura antimigratoria, Amanecer Dorado, está en el tercer lugar de las preferencias. La cifra de entrevistados indecisos fue de 11,6% en una de las encuestas y de 14,1% en la otra.

El conteo de Kapa Research fue realizado entre el 2 y 3 de septiembre con una muestra de 1.015 personas y un margen de error de más/menos 3,08 puntos porcentuales. La encuesta de Marc se llevó a cabo entre el 1 y 4 de septiembre con 1.032 entrevistados y un margen de error del 2,8%.

___

Costas Kantouris contribuyó a este despacho desde Salónica.