La tormenta tropical Grace avanza hacia el oeste por el extremo este del Océano Atlántico donde no ofrece una amenaza inmediata a tierra.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami dijo que la tormenta desataba vientos máximos sostenidos cercanos a los 75 kilómetros (45 millas) por hora. El domingo tenía su centro a 720 kilómetros (450 millas) al oeste-sudoeste de Cabo Verde. Grace se desplaza a 22 kilómetros (14 millas) por hora y se cree que mantendrá esa dirección en lo general en las próximas 48 horas.

No hay advertencias en efecto para la séptima tormenta tropical en la temporada atlántica.

Los meteorólogos indican que Grace podría intensificarse en uno o dos días.