Una organización civil con presencia en todo Estados Unidos presentó una queja porque los autos patrulla de una comunidad rural de Texas tienen ahora calcomanías con la leyenda "In God We Trust" ("En Dios confiamos"), alegando que viola los principios de separación de la Iglesia y el Estado.

El departamento de policía de la comunidad de Childress --enclavada en la zona de Texas llamada "Bible Belt" (Cinturón de la Biblia, donde hay fuerte influencia fundamentalista cristiana)-- dijo que puso las calcomanías en respuesta a la reciente violencia contra los agentes del orden. La frase es el lema nacional oficial de Estados Unidos.

La decisión tomada este mes es similar a la tomada por decenas de otros departamentos de policía en otras partes del país. Las autoridades han citado el patriotismo y otras razones para agregar la frase en los vehículos.

Sin embargo, la organización Freedom From Religion Foundation (Fundación Libertad de la Religión, con sede en Wisconsin) dice que la Primera Enmienda de la Constitución prohíbe el establecimiento oficial de una religión.

Por su parte, Jeremy Dys, miembro del Liberty Institute (Instituto de la Libertad) en Texas opinó que los tribunales federales han permitido el uso de la frase y otros aspectos de índole religioso como "parte de la historia y el patrimonio del país".