Una provocadora escultura que según su autor insinúa la vagina de la fallecida reina francesa María Antonieta apareció vandalizada el domingo con frases antisemitas pintadas con aerosol.

La escultura del artista británico-indio Anish Kapoor se ha estado exponiendo en los jardines del Palacio de Versalles, de donde se retirará en noviembre.

Es la segunda vez que la obra de arte, una caverna metálica de 70 metros (230 pies) de largo llamada "Dirty Corner" (Esquina sucia) ha sido objeto de vandalismo. Fue pintada con aerosol en junio. En Francia ha aumentado la preocupación sobre el antisemitismo en los últimos años.

La ministra de Cultura Fleur Pellerin dijo que el nuevo acto vandálico fue "ignominioso" y que muestra una "visión fascista de la cultura". En un comunicado, agregó que las autoridades castigarán a los responsables.

La escultura provocó controversia cuando se colocó, por su estilo y su incongruencia con el glamour tradicional de Versalles y porque Kapoor dijo a un diario francés que insinuaba "la vagina de la reina (María Antonieta)".