La Corte de Apelaciones de Santiago ratificó el sábado la condena de 7 años de cárcel a un brigadier retirado del ejército chileno y de 2 años a un ex funcionario civil de la fuerza aérea por su responsabilidad en el asesinato de los estadounidenses Charles Horman Lazar y Frank Teruggi Bombatch, poco después del golpe militar de 1973.

El fallo de la Quinta Sala, al que tuvo acceso The Associated Press, condena al brigadier en retiro del ejército Pedro Espinoza Bravo a 7 años de cárcel "por su responsabilidad como autor de ambos homicidios" y al funcionario civil en retiro de la fuerza aérea Rafael González Berdugo a dos años "por su responsabilidad como cómplice del homicidio de Horman Lazar".

Ambos estaban encarcelados por otros delitos.

La corte consideró que el capitán de la armada estadounidense Ray Davis contribuyó a ambas muertes. Davis falleció en 2013 en un asilo para ancianos en Santiago.

Los crímenes de Horman y Teruggi fueron tema de la premiada película "Missing" (1982), del cineasta Constantin Costa-Gavras, en la que el actor Jack Lemmon encarnaba al padre que buscaba a Horman, mientras los militares negaban su detención.

El periodista y cineasta Horman, de 31 años fue arrestado el 17 de septiembre de 1973, seis días después del golpe militar de Augusto Pinochet y trasladado al Ministerio de Defensa, donde fue interrogado por el servicio de inteligencia chileno por el material y su labor de guionista para la empresa estatal "Chile Films", considerado como "subversivo", como ocurrió con numerosos otros extranjeros bajo la dictadura chilena (1973-1990).

Horman realizaba un documental sobre el asesinato de un comandante en jefe del ejército para impedir la asunción al poder del presidente Salvador Allende en 1970,

Al día siguiente apareció baleado y fue enterrado como una persona no identificada en el cementerio de Santiago.

Por su parte Teruggi, de 24 años, fue detenido poco después que Horman y conducido al campo de prisioneros del Estado Nacional y asesinado el 22 de septiembre, tras recibir múltiples heridas a bala disparadas por agentes del Estado, que abandonaron luego su cuerpo en las calles de Santiago.

Teruggi ya en 1972 había sido clasificado por militares de su país como subversivo y en Chile escribía para una publicación estadounidense izquierdista.

"Nos parece importante el fallo porque se establece que esto fue un delito de lesa humanidad ejecutado en el Estadio Nacional. Hay que recordar que los crímenes de lesa humanidad no se pueden amnistiar y son imprescriptibles", dijo el abogado de ambas familias en Chile, Sergio Corvalán, a la Associated Press.

En ambos casos la investigación del caso determinó la colaboración de servicios de inteligencia militar de Estados Unidos, que representaron un papel fundamental en los asesinatos de los dos estadounidenses.

Corvalán destacó en este sentido la importancia de la sentencia, "que también ratifica que hubo participación de agentes chilenos y estadounidenses, como el capitán Ray Davis. Además ratifica la posición de las familias sobre la participación de los agentes de ambos países. Ya es hora de que las autoridades chilenas y norteamericanas dieran una explicación", apuntó el abogado.

Los crímenes contra ambos "se insertan en las investigaciones secretas ejecutadas en contra de personas norteamericanas, afectadas por la actividad de recolección clandestina de datos de lo que ellas realizaban en el ámbito político; actividad realizada por agentes del Grupo de Inteligencia Militar estadounidense, dirigida por el sujeto oficial Comandante del Grupo de la Misión Militar de los EE.UU. en Chile, en relación a extremismo político, tanto al interior como exterior de los EE.UU", afirma el fallo.

La sentencia del tribunal de apelaciones confirma también la indemnizaciones a Joyce Horman y Janis Teruggi, viuda y hermana, respectivamente, de ambas víctimas, aunque rebaja su monto de los 200 millones de pesos de la sentencia de primera instancia (casi 300.000 dólares) a 130 millones para Joyce Horman (alrededor de 200.000 dólares) y 100 millones para Janis Teruggi (casi 150.000 dólares).

"También esperamos que haya una real reparación a las familias de Horman y Teruggi", afirmó Corvalán, quien señala que no descarta un posible recurso de casaciópn para que se pronuncie la Corte Suprema y pedir que se restituya el monto original de las indemnizaciones.

-----

En la elaboración de este despacho contribuyó la periodista de AP Chile, Eva Vergara