La Iglesia católica polaca sepultó el sábado a un ex diplomático papal que murió antes de enfrentar un juicio en el Vaticano por abuso sexual de menores y posesión de pornografía infantil.

Silencio y contemplación remplazaron el sermón en el funeral el sábado de Jozef Wesolowski en la aldea de Czorsztyn, en el sur de Polonia, de acuerdo con un reporte de la agencia noticiosa polaca PAP. En una ceremonia fúnebre para el ex arzobispo el lunes en el Vaticano, la homilía fue remplazada por ocho minutos de silencio.

En el entierro se leyeron fragmentos de una carta dirigida a sus familiares en la que se declaraba inocente. "Me acusan de actos que nunca cometí", afirmaba en una de las misivas.

Wesolowski falleció a los 67 años en su habitación en el Vaticano el 27 de agosto mientras esperaba juicio en un tribunal allí. La Santa Sede ha dicho que resultados de una autopsia preliminar mostraron que murió de un ataque cardiaco.

Para cuando su juicio comenzó él ya había sido expulsado de la jerarquía eclesiástica y del sacerdocio. Wesolowski fue acusado de abusar sexualmente de adolescentes cuando era nuncio apostólico en la República Dominicana. Su juicio en un tribunal del Vaticano comenzó el 11 de julio, pero fue postergado rápidamente porque él enfermó un día antes y fue hospitalizado en terapia intensiva.

En los pocos minutos antes de que el juicio fuera pospuesto indefinidamente debido a esa enfermedad, el secretario del tribunal leyó los cargos en voz alta. Entre ellos estaba la posesión de lo que fiscales del Vaticano describieron como una "enorme" cantidad de pornografía infantil en la computadora de Wesolowski.

Otro cargo describía cómo el clérigo presuntamente corrompió por medio de actos lascivos a chicos de entre 13 y 16 años de edad "con el fin de efectuar actos sexuales sobre ellos y en su presencia".

El juicio fue visto como una forma altamente visible para que el papa Francisco mostrara su determinación de aplicar medidas enérgicas contra altos jerarcas católicos en todo el mundo acusados de abuso sexual de menores o de encubrir dichos abusos por parte de clérigos de menor rango.